Dada Publicidad – Campaña Cambia De Tercio

Durante el periodo que ocupé en la agencia como director de arte y creativo, participé activamente en el
lanzamiento de la nueva marca de la agencia.

“TODOS TENEMOS QUE ESCRIBIR EN EL BLOG»
… ¡¡¡Y UNOS COJONES!!!
No, yo no quiero escribir. Todos los que formamos DAdā hemos de escribir en el blog, aquí… pero yo no quiero. Yo lo que quiero es dibujar. Llenar libretas de ilustraciones hirientes, hacer un dibujo cada día en la servilleta del bocata de mi hijo Martí, llenar de post-it con corazones el espejo de mi chica y pintar pajaritos en la ventana de la habitación de Lola…. mi pequeña Lola.
Yo no quiero escribir… quiero pintar mi trentaypico exposición, mientras viene algún músico a presentar la velada, aguantar a algún peñazo que me pregunte “si el significado intrínseco había sufrido una metamorfosis en la parábola del resultado de la obra”, tomarme unas cervezas con la gente que quiero y aprecio, que mis hijos y sus amigos corran por la sala y ver a mi chica como se pasea con ojos lascivos para ver cual de las piezas expuestas quiere para casa…. ¡y reservarla!
Yo no quiero escribir. Yo lo que quiero es dibujar, y ver cómo dibujan, y ver libros de arte, de ilustración, de pintura, de diseño, gráfico, industrial, ver películas raras y videoartes… ver cosas de las que en publicidad no se entienden… Quizás porque no se tengan que entender… Y leer poesías cortas, que las largas me roban demasiado tiempo para dibujar, probar rotuladores y lápices en las tiendas, papeles y cartones y cambiar y cambiar y cambiar las molesquines de la funda libretil de cuero de cocuan.com que me regalaron en casa, para “El Día del Padre”.
Yo no quiero escribir en este blog… ¡ni en ningún otro! Yo lo que quiero es… D I B U J A R !!!! En la era de la información digital, a mí dejadme de ostias y redes sociales (no tengo ni Feisbuc), de enviar textos e imágenes fusiladas, de re-tuitear merderadas, de corrientes y contra-corrientes, de seguidores, fologüers y gente que escribe para autoleerse, de ver fotos con píxeles como alcachofas, de ver vídeos con dosmillonestrescientosypicomilseguidores que te convierten en un puto numero más… pero si yo sólo quiero ser el “Vicenç”, con su Ç trencada y su canesú. Dejémonos de hacer el Herodes con lo de “me gusta” o “no me gusta”… a mí, ¡ya sabéis lo que me gusta!
Pero ya que lo tengo que hacer, permitidme que en vez de escribir os cuente mis historias con un dibujo. Y perdonadme por no saber escribir, o quizás… ¡¡¡¿por no saber dibujar?!!!
Salut!
Vicenç.
P.D.: La foto es de Fita.
P.P.D.: ¡Muchas gracias Fita!